Fantástico emplazamiento y alojamiento

Hemos estado tan sólo una noche mi hija de 22 años y yo, como hacíamos un tour por Italia, Verona era visita obligada; ese mismo día necesitábamos un lugar donde pasar la noche y por casualidades encontramos a Adriano que nis atendió con atención y simpatía, su primo Nicolò también fue atentísimo.

Sin duda volvería a hospedarme en su casa muy bien preparada para un B&B y por precio muy razonable. La situación excelente. Todo se podía hacer andando porque se encuentra en el centro.